Alarma social por el coronavirus


Coronavirus News.-El coronavirus se ha convertido en el foco de atención mundial. Ha paralizado a toda una potencia como China, se ha extendido a países de casi todos los continentes, está afectando a eventos mundiales, desde el Mobile World Congress en Barcelona, el carnaval de Venecia o los próximos Juegos Olímpicos de Tokio, y está perjudicando a la economía, las finanzas, el deporte y la movilidad de millones de personas.

[¿Qué se sabe del coronavirus?]

Ante una información tan abundante y continua sobre contagios, países afectados, cuarentenas, limitaciones a la movilidad, ciudades fantasma y aeropuertos poblados de controles de temperatura, y ahora que afloran los casos en España, es conveniente parar, fijar la atención en los datos existentes sobre la realidad del coronavirus y destacar las siguientes ideas:

1. Muy contagioso, pero no tan letal
A fecha de 26 de febrero, hay más de 2.700 muertos y al menos 81.325 contagios en todo el mundo, la mayoría en China. La enfermedad se ha extendido en casi dos meses a 46 países [ver mapa del coronavirus], lo que demuestra su extraordinaria capacidad de transmisión, pero lo cierto es que no tiene una gran tasa de letalidad, es decir, el coronavirus mata a muy poca gente de la que se contagia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado de que la tasa de letalidad del coronavirus es de entre el 2 y el 4% en Wuhan, y de alrededor del 0,7% fuera de Wuhan. En China, ha habido más de 2.700 muertes de un total de algo más de 78.000 casos registrados (3,4% del total), según los últimos datos. Dicho de otra manera, en torno al 97% de los infectados por coronavirus se curan sin problemas.

Esto es coherente con el comportamiento de la mayoría de los virus, que son más contagiosos que mortales. De hecho, en China se observa un aumento de los casos, pero menos muertes en proporción respecto a registros anteriores.

2. La mayoría de los fallecidos, muy ancianos o con complicaciones
La mayoría de las personas muertas en China por la neumonía provocada por el coronavirus eran gente muy mayor o que presentaba algunas patologías previas. Al igual que la gripe y que otros patógenos, puede contagiar a personas de todas las edades, pero afecta más a personas con una mayor debilidad en su salud y es más grave cuando coincide con otras enfermedades (como el asma, la diabetes o las cardiopatías).

Así, con datos del pasado 11 de febrero, mientras la letalidad general del coronavirus en China era del 2,3%, en las personas de más de 80 años era del 14,8%, y del 8% en las personas entre 70 y 79 años, mientras que no había fallecido ninguno de los 416 menores de 10 años contagiados, y solo había una tasa superior al 1% de letalidad en las personas que habían cumplido 50 o más años.

En Italia se han registrado más a 370 contagios y 12 víctimas mortales por el coronavirus, todas ellas personas mayores de 60 años y con patologías previas. Los expertos italianos han destacado que el coronavirus es "un nuevo tipo de gripe" con menos mortalidad que la gripe común.


El coronavirus frente a la gripe

El mejor referente que tenemos para medir la mortalidad del coronavirus es la gripe común. Aunque el virus surgido de China está mostrando una rápida capacidad de transmisión, lo cierto es que frente a los aproxidamente 80.000 afectados en todo el mundo y los casi 2.700 fallecidos, la última campaña de gripe en España causó 525.300 casos y 6.300 muertes (un 1,2%, más que el 0,7% de letalidad del coronavirus fuera de España.

Es decir, en un año, la gripe ha causado más casos y muertes en España que el Covid-19 en todo el mundo, según recuerda la investigadora del CSIC Ester Lázaro, experta en biología molecular.ç

0 Comentarios