Colombia Emergencia sanitaria, evita medidas económicas precipitadas


Coronavirus News.-Cuando anunció, el pasado viernes, el primero de los 22 positivos por coronavirus confirmados hasta el momento en Colombia, el presidente Iván Duque enfatizó uno de sus llamados: “Esto no puede conducir a la parálisis de nuestro país”. Desde entonces, las autoridades pusieron en marcha la fase de contención de la enfermedad. El Gobierno declaró la emergencia sanitaria, y ha tomado medidas como cancelar eventos masivos, suspender el desembarco de cruceros, fomentar el teletrabajo y aislar a los viajeros provenientes de países que han sido focos de contagio. Aunque Colombia se precia con razones de tener una de las economías más estables de América, la volatilidad de los mercados, la devaluación del peso, la caída del precio del crudo y un crecimiento menor al proyectado ya se dejan sentir.

La Bolsa de Valores de Colombia tuvo que suspender en dos ocasiones sus operaciones esta semana. Solo el jueves registró una caída de 9,35 %, y ese mismo día el dólar superó por primera vez el umbral de los 4.000 pesos colombianos. Como parte del rebote de los mercados, la moneda colombiana recuperó terreno el viernes, pero la divisa estadounidense se mantiene en niveles históricamente altos frente al peso. Los bancos centrales están desplegando su arsenal, y Colombia no es la excepción. El Banco de la República puso a disposición de las entidades financieras recursos hasta por 17 billones de pesos (equivalentes a más de 4.000 millones de dólares) para garantizar la liquidez del sistema.

A los coletazos del coronavirus se suma la caída de los precios internacionales del petróleo, el principal producto de exportación de Colombia. Como ocurre con otros países de la región, sus ingresos fiscales dependen del valor del crudo. De manera que la crisis trastoca los planes del Gobierno para el 2020. Hace un mes, el ministerio de Hacienda presentó su plan financiero con un precio del barril del petróleo de 60,50 dólares y una tasa de cambio de 3.367 pesos por dólar. Como advertía hace poco el exministro de Hacienda Mauricio Cárdenas, “esas dos cifras perdieron toda vigencia en cuestión de días”.

0 Comentarios