¿Cómo saber si lo que tengo es coronavirus, gripe o resfriado?

No caer en la histeria es básico para soportar la fase de confinación contra el Coronavirus, una etapa de incertidumbre donde todo se magnífica. Cualquier dolor de cabeza, cualquier momento de tos o cualquier ligero dolor muscular hace saltar las alarmas de uno mismo y de la familia o allegados. Pero calma.


Hay que recordar que los procesos como gripes o resfriados, provocados por virus que infectan las vías respiratorias, no tienen cura. Una vez contraídas dichas enfermedades se combate el virus hasta vencerle, pero a día de hoy no existe un método para evitar que acceda a los seres humanos. En cualquier caso, también conviene recordar que estos nunca deben tratarse con antibióticos, pues estos sólo actúan contra las bacterias y aquí hablamos de virus. Estos son los síntomas y las diferencias entre el Coronavirus, una gripe y un resfriado.

La fiebre
No es la única herramienta para diferenciarlos, pero sí una de las más notables, principalmente porque nos va a permitir descartar al resfriado de la ecuación. Tanto la gripe como el Coronavirus provocan un aumento en la temperatura del cuerpo más allá de lo que se denomina febrícula, es decir, generan una fiebre alta. Es cierto que hay un porcentaje mínimo de resfriados que pueden provocar fiebre, pero es tan ínfimo que, si tenemos más de 38 grados de temperatura corporal, pondremos nuestro foco en la gripe y el COVID-19.

Según un estudio del New England Journal of Medicine realizado a 1.099 pacientes con Coronavirus en China, el 89% de ellos reconoció durante el proceso haber tenido fiebre. Es decir, para que sea Coronavirus debemos tener fiebre. Existe la posibilidad de tener fiebre y que no sea COVID-19, pero la estadística nos indica que en caso de superar los 38 grados, debemos actuar como si lo tuviésemos, porque es un 89% probable que así sea.

La tos
Una vez resulta la incógnita de si tenemos (o no) fiebre, analicemos el segundo factor clave: la tos. Tanto un resfriado como la gripe o el Coronavirus generan tos, pero son diferentes. Un resfriado puede dar lo que se denomina tos productiva, es decir, con flema. La tos de la gripe o el Coronavirus son toses secas, sin esputo.

Asimismo, si siente dolor de garganta, estornudos, picor en la nariz y, sobre todo, moqueo frecuente, es síntoma casi inequívoco de que tiene un resfriado, ya que la presencia de mocos es muy poco frecuente en gripes o Coronavirus.

Dolor muscular
El nivel de molestia muscular nos ayudará a esclarecer también qué virus tenemos. Las molestias se suelen concentrar en brazos, piernas, cuello y espalda, siendo principalmente características de gripes o COVID-19. El resfriado puede generar también rigidez muscular, pero siempre en un rango menor, casi imperceptible.

Sensación de falta de aire y fatiga
Son síntomas principalmente del Coronavirus. Tal y como ha ido sucediendo a lo largo del artículo reiteraremos la frase de "puede tener estos síntomas y que no sea", porque cada cuerpo es un mundo y un sujeto puede expresar una enfermedad con más síntomas o con menos que otro, pero los estudios y la ciencia en sus análisis generalistas indican que son síntomas frecuentes cuando se tiene Coronavirus.

La sensación de no poder respirar bien -más similar a una neumonía que a un problema mocoso- y el cansacio sistemático, de estar acompañados de fiebre, nos llevarían al camino del COVID-19. No por ello debe ser grave ni alarmante, pero sí comenzaríamos a tratarlo.

Conclusión
Hay dos diferencias muy claras entre Coronavirus-gripe y un resfriado. La primera es que tanto el Coronavirus como la gripe afectan de forma sistemática, es decir, a todo el cuerpo, mientras que el resfriado se concentra en zonas concretas y puntuales, generalmente en la nariz y, como mucho, en la boca. La segunda es que el resfriado tiene un avance gradual, progresivo, mientras que tanto el Coronavirus como la gripe pueden aparecer de manera espontánea, sin haberse mostrado ninguna molestia previa.

Lo más complicado será diferenciar la gripe del COVID-19, pues ambos son virus respiratorios con patologías similares. Pero la manera más eficaz de hacerlo es centrarnos en la fiebre, la tos y la falta de aire, ya que son los tres síntomas más comunes en los pacientes de Coronavirus. Si los tiene, tome precauciones. El medicamento común más recomendado es el paracetamol, siga las instrucciones y tómelo con la moderación indicada. En caso de no mejorar, llame al servicio de ayuda médico de su Comunidad Autónoma. Sólo acuda al hospital si las molestias son altas o muy altas, a fin de no congestionar la Sanidad con casos llevaderos o leves.

0 Comentarios